Centenario de la Revolución Mexicana. Guanajuato

Muerte de Porfirio Díaz Mori

Escrito por centenarioguanajuato 02-07-2009 en General. Comentarios (8)

En mayo de 1911 la gesta de Francisco I. Madero empezaba a rendir sus frutos, pues, tras firmar su renuncia como Presidente de la República, el Gral. Porfirio Díaz Mori emprendía un viaje don destino a Europa a bordo del buque Ypiranga.

 

Durante su estadía en el Viejo Continente visitó España, Francia, Alemania e Italia, recorriendo también parte del norte de África.

En tanto el tirano vacacionaba en Europa, en México la situación política no terminaba de resolverse, a pesar de que Madero ocupaba la silla presidencial, los conflictos iban en constante crecimiento, llevando a la desaparición física del Apóstol de la Democracia en los primeros días de 1913, desencadenando este hecho, a su vez, la etapa revolucionaria que buscaba el restablecimiento del orden constitucional en el país.

 

Durante los últimos meses de 1915 y los primeros de 1915 la salud del ex-dictador empezó a deteriorarse, teniendo que dejar de realizar sus actividades cotidianas y padeciendo, a decir de la esposa de Díaz, Carmen Romero Rubio, alucinaciones, perdida de la palabra y de la noción del tiempo.

 

A las 6:32 p.m., hora de Francia, del día 2 de julio de 1915, falleció en París José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, cuyos restos fueron depositados en la iglesia de Saint Honoré l'Eylau, para ser trasladados en 1921 al cementerio de Montparnasse. Desde 1989 se han hecho gestiones para traer los restos del Héroe del 2 de Abril a México para depositarlos en Oaxaca, si que se haya consolidado la gestión.

 

Parece ser una cruel paradoja que Porfirio Díaz, cuyos excesos y abusos de su régimen habían propiciado el inicio de la Revolución de 1910, haya sobrevivido a Madero, pasando sus últimos años de vida siendo agasajado por los jefes de las potencias europeas de los países que lo hospedaban y muriendo en medio de los mejores cuidados y comodidades, mientras tanto, Francisco I. Madero, quien propició la entrada de México a la vida democrática, enarbolando y defendiendo una causa justa y de elevados ideales, padeciendo los fragores de la convulsa vida pública y la guerra que trajo aparejada la revuelta, muriendo en las peores condiciones, víctima de la traición de Victoriano Huerta.

 

De los grande héroes de la Revolución sólo Calles no murió a causa de balas asesinas, mientras que los villanos, Porfirio Díaz y Victoriano Huerta, fenecieron por causas naturales. Pareciera que el destino, ¿o a caso la voluntad de los hombres?, premió a los anti-héroes mientras a los otros los castigó truncándoles la vida a través de manos de asesinos, que las más de las veces fueron las de sus otrora compañeros de lid y amigos.

 

 

Francisco Manrique, precursor de la Revolución

Escrito por centenarioguanajuato 01-07-2009 en General. Comentarios (4)

El día 1o de julio de 1908 murió en Palomas, Chihuahua, Francisco Manrique, quien fuera precursor de la Revolución de 1910.

 

La vida revolucionaria de Manrique inicia en 1904, cuando Práxedis Guerrero emigró a Estados Unidos, en compañía del propio Francisco Manrique y Manuel Vázquez, ex trabajadores de su hacienda, estando todo ellos, en su estancia en Estados Unidos, en estrecho contacto con el magonismo.

 

Así, se trasladó a El Paso, Texas, para integrarse a los grupos revolucionarios que reunían dinero y armas para la futura revuelta en el norte de los estados de Chihuahua y Coahuila. Le correspondió participar con el grupo que atacaría poblaciones fronterizas de Chihuahua la noche del 24 al 25 de junio. Pero el 24 de junio fueron detenidos grandes embarques de parque y armamento por la policía de la dictadura. No obstante, se lanzaron a tomar los poblados de Viesca y Las Vacas (hoy ciudad Acuña) en Coahuila, pero como la gente los creyó bandidos, no pudieron sostener sus posiciones.

El 29 de junio, en el ataque, que hicieran conjuntamente con José Inés Salazar, a Palomas, Chihuahua, Francisco Manrique murió, y Praxedis y otros tres  de sus compañeros fueron heridos, por lo que se retiraron a Ciudad Guzmán, luego a Ciudad Juárez y después al Paso, con el propósito de llegar a Alburquerque y pasar  a San Francisco. De ahí, Paxedis Guerrero se dirigió a Douglas, Arizona. Luego regresó al Paso, Texas, para reorganizar a los grupos revolucionarios. De estos hechos dio cuenta Praxedis en el periódico “Regeneración”.

Así moría Francisco Manrique, guanajuatense que fuera compañero de banco de la escuela del propio Práxedis Guerrero, y uno de los precursores de la Revolución Mexicana de 1910.

 

Cabe señalar que las fuentes que consulté señalan la muerte de Manrique el 29 de junio unas, y el 1 de julio otras, por lo que si alguien puede precisar el dato se lo agradecería.